miércoles, 23 de abril de 2014

París, muy despacito. 11 maneras de vivirlo.


Habían pasado casi dos años desde que no nos pegábamos un viaje en condiciones.
RARO NOS SONABA. Siempre fuimos de los que nos gastamos hasta los últimos cuartos en volar a donde nos dieran.

Estancias de amigos en el extranjero eran la excusa perfecta. Nuestra check-list de próximos destino estaba bien actualizada, discutida y cuidadosamente dividida en dos apartados. Uno, para destinos de escapada de finde o puentes. Dos, los más ambiciosos, para los que se requiere ahorrar meses y meses, con extenso mar de por medio.


Mucha boda en los últimos tiempos y poco consentirnos a falta de liquidez. PRETEXTOS A LOS QUE HEMOS PUESTO FIN. Y no porque desaparezcan, no.
Simplemente decidimos tirarnos por la ventana, aniquilarnos de nuestras vida y SALIR DE VIAJE porque si no nunca lo haríamos.

Ya conocíamos Paris de otras ocasiones. Nunca juntos. Separados, por viaje de trabajo, con familia, en un viaje de fin de curso.
Por eso, la idea no era darse el palizón de ver y ver. No íbamos con hambre de eso, si no de simplemente disfrutar...


lunes, 14 de abril de 2014

Hoy nos perdemos

ana-lee.livejournal.com

Hoy nos perdemos.
ESCABULLIMOS, ESFUMAMOS, DESTERRAMOS, DESAPARECEMOS.

Hoy nos fugamos a destino prometido.
Objetivo: gastar el cien por cien de la batería de tanto callejear. Volar en bici mientras el resto se enerva frente al volante. Pegar la nariz en los escaparates hasta que se hiele. Llenarnos los ojos de piedras y verde. La nariz de delicias. El paladar de lo que nos de el bolsillo.

pinterest.com/nataliejadore

jueves, 10 de abril de 2014

10 peinados DIY de novia también para invitada


longhairstyleshowto.com

Ya tocaba RENOVAR EL ELENCO DE INSPIRACIÓN DE PEINADOS de Antojada. Porque hay que completar los próximos looks de invitada, y porque disfruto de lo lindo. 
Mi perfil de Pinterest echa humo y me repito como el ajo.

Se ha convertido en una de mis búsquedas estrella, y a veces fantaseo con apuntarme a un curso de auto-peluquería con el objetivo de hacerme con la maña suficiente para que ninguno se me resista. 
Todo ello reforzado con un intenso entrenamiento de brazos, que tengo intensos dolores y agujetas tras ensayos en casa.
De verdad que me lo planteo porque creo que saldría a cuenta. 

Seguro que más de una ha pensado lo mismo que yo, porque la impotencia de no tener el arte de hacerte aquello con tus manitas arde.
Es la historia de siempre, la lucha entre EL SENTIMIENTO AVENTURERO DE HACÉRTELO TÚ MISMA o el impulso miedica de última hora que nos hace plantarnos en la peluquería y acertar, o no. 
Afortunadas las que tengan ese profesional de confianza, justo localizado en la ciudad en cuestión, que no te pida un riñón. Aquí no hay discusión.

Si no es así, tomen nota:

jueves, 3 de abril de 2014

Autos locos, Casa de la Fortuna y Museo Arqueológico.


Una de las cosas que más me está sorprendiendo de Cartagena es la gran cantidad de oferta cultural que hay. No sólo me refiero a los yacimientos, museos y entorno natural, sino también a la gran cantidad de actividades que se organizan.

Los ensayos de de tambores de los cofrades ya se oyen sin cesar desde que terminaron las Navidades. Los pasacalles están en acción, y de vuelta a casa nos hemos encontrado cortada nuestra calle por alguna temprana procesión -gajes de vivir en el casco antiguo-.
La Semana Santa está al caer. 
Ya se siente el fervor, la alegría que eso trae a los cartageneros. ANSIOSOS DE MOVIMIENTO Y FIESTA, ME LO CONTAGIAN.

Algo tarde -mejor que nunca-, a hoy jueves, vengo a contaros que mi finde pasado fue movidito y pleno de toda esta actividad que os adelantaba.


Mis padres lo dejaron pendiente para su segunda visita a la ciudad. Pero después de tanto hablar de ello no pude esperar a que llegara ese momento. Fui a visitar LA CASA DE LA FORTUNA.

martes, 25 de marzo de 2014

La sesión de fotos de Exedra Estilistas Novias


Han pasado ya algunas semanas desde que Salva de Exedra Estilistas nos convocó a algunos amigos y profesionales para ayudarle a sacar a delante su nueva campaña de novias 2014.

Nos unimos un domingo por la tarde para realizar una sesión de fotos con modelo en una localización espectacular de bonita  a las afueras de Cartagena, en pleno bosque de Tentegorra. 


Debo confesar que Salva me parece un tipo peculiar. Uno de esos inconformistas amante hasta la médula de su trabajo. Alguien que sueña con llegar a más y que no para de formarse con el objetivo de estar siempre rodando.
Totalmente concienciado de la necesidad de hinchar de moda y glamour el mundo de las novias en Cartagena, quiere alejarse de los excesos del clasicismo que siempre ha invadido este sector y ofrecer mucho más.

lunes, 17 de marzo de 2014

ICUES, infancia con una esperanza.


Érase una vez una mañana de domingo lluvioso en el que Luis, Sam y yo paseábamos por la calle de Cartagena tras pasar nuestra primera noche en el nuevo piso.
Ilusionados de estrenar vida y etapa, curioseábamos cada rincón de nuestro nuevo barrio cuál nuevos vecinos.

Sólo unos metros más allá de nuestro portal, descubrimos al pasar un local con una fachada de colores en el que dentro se adivinaba cierto ajetreo. Parecía que dentro estaban preparando una gran fiesta de cumpleaños. Globos de colores, guirnaldas, platos llenos de gusanitos y vasos desechables.


Fue entonces cuando nos paramos a leer en la fachada que se trataba de una asociación que de manera voluntaria estaba dedicada cien por cien a los niños sin recursos del barrio. Y SE ME ILUMINARON LOS OJOS.

Así comienza mi historia con ICUES, mi reencuentro con volver a ser niña, divertirme como entonces, y concederme el tiempo de echar una mano.

lunes, 10 de marzo de 2014

Lavado de cara de una mesa camilla menta



Uno de los propósitos de mi nueva vida es dedicar algunas de mis horas libres a recuperar muebles.

Hace ya más de una año que me he reencontrado a mí misma cada vez que me remango y pongo manos a la obra. 
Se trata de algo realmente terapéutico, de lo que ya os hablaba AQUÍ, que tiene que ver con olvidarse del mundo y mancharse las manos sin miedo ni fin, como cuando éramos pequeños. Ese tiempo en el que te metías tanto en algo que las horas volaban y se te olvidaba que había que comer para sobrevivir.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...